Desde un corazón perdido a Dios con amor

Querido Dios,

¿Y tú de qué religión eres? Soy Jesús Arcenegui Méndez, cristiano, de edad y origen innecesarios en esta carta. Aquí, en la Tierra, hogar de tus fieles, te muestran de formas diferentes en función de la religión y de cómo convenga al individuo que te alabe. En ocasiones incluso te dividen en diferentes dioses que controlan el presente de nuestro mundo y universo. También hay gente que te ignora, gente a la que abruma la presencia de tantas formas tuyas y decide dar un paso atrás, personas que se frustran porque no te manifiestas cómo ellas quieren o porque no entienden tus propósitos y hay individuos que te niegan y por siempre desean negarse por culpa de su necedad, porque creen que pueden programar cada momento de su vida cuando ni siquiera son dueños de ella. Casi todas las religiones hablan y predican el amor aunque luego no lo aplican. Nos llamamos hermanos y nos tratamos extraños a pesar de venir todos del mismo Padre. Supongo que al fin y al cabo no importa la religión de la que provienes, son solo versiones de la misma historia, representaciones diferentes de los mismos valores y de Ti. Musulmán, judío, cristiano u otro tipo de culto, todos se basan en el amor, en expandir tu mensaje, en la paz en ti y en llegar a verte, a postrarse ante ti, algún día. Sé que todos somos iguales ante ti y por eso abogo por la salvación de toda la humanidad, porque independientemente de nuestras creencias religiosas todos reímos, todos amamos, todos sufrimos y absolutamente todos, somos tuyos y buscamos dar lo mejor de nosotros mismos.

Tenemos problemas, el Mal se disfraza de ti. Sabe que eres lo que el ser humano más ansía y causa estragos entre los hombres y mujeres que te buscan. Los encauza hacía la destrucción y la guerra, hacia el odio y denigración a aquellos que se oponen a sus metas. La única forma de diferenciar al mal es su grito de guerra y la metralleta acompañada de cuchillos y explosivos que en sus ataques siempre porta. Incluso en la guerra grita tu nombre para atraer a más almas perdidas. Por eso perdónales. La frustración de no encontrar su lugar y la ambición sumadas a la influencia del mal y los ideales utópicos a través de una violencia nada utópica, que se salta el principal fundamento de toda religión, el amor, los hizo caer en las garras de la oscuridad. Por eso Padre perdónales, porque no saben lo que hacen. Salva los corazones perdidos que ansían tu amor. Salva los corazones que desprecian tu amor pues ellos una vez que contemplen tu grandeza jamás soltarán tu mano.

Me enseñaron a amarte sin verte. Me dijeron que siempre estarías a mi lado, aunque no te sintiera en etapas de este camino que es la vida. Escuché que serías las alas que me salvarían de la caída desde el acantilado a las gélidas aguas de la muerte. Oí que sería eterno. Me dijeron que sería como tú. Me enseñaron que todo lo perdonas. Por eso perdona mi incertidumbre, no sé si te he fallado. He pecado y no he sido idílico ni la mitad del tiempo que he vivido. Atenté contra ti y luego, llorando, volví a tus brazos. Dejé mi vida en tus manos y más tarde desconfié de todo lo escrito sobre ti en toda religión existente. Por eso Dios, perdona este corazón perdido que entre tanta ida y venida construyó un refugio en medio de los extremos para pasar la noche. Perdona que dude pues es natural en el ser humano. Te prometo que allá donde estés te encontraré tarde o temprano pues mi destino es a tu lado. Y allí, frente a ti, se esclarecerán las dudas, no importarán creencias o religiones, sólo importará tu amor hacía el ser humano y se doblegarán las rodillas en señal de respeto hacia a ti Padre. Mientras tanto perdona a todos los corazones que se pierden como el mío, incluso aquellos que no desean estar a tu lado. Querido Dios, perdona a todos tus hijos sin excepción, perdona a la humanidad.

 

Espero verte pronto,

Con amor,

El corazón perdido de Jesús Arcenegui Méndez

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s