Moldes de conducta

Ángeles sin alas,
Pies cansados,
Almas que se arrastran.

Pequeños faros,
Como luciérnagas en la penumbra,
Caminan al unísono.

Son ellos, los seres inmunes,
Los que falsean nuestra realidad,
Los que ya no alumbran nada.

Inmunes al amor y a la sonrisa.
Inmunes al odio y la frustración.
Inmunes a la pasión y eternas caricias.
Inmunes al mundo y su dolor.
Inmunes a sueños, a prisas, a flores,
A las mareas y a la brisa.
Inmunes a la esperanza, al baile, al beso,
a la adrenalina y al color.

¿Por qué esos seres “iluminan”?
¿Acaso son los que han de iluminar?
¿Aquellos que guían hacia la pasividad?
¿Aquellos que carecen de emoción?
El espejo no miente en su reflejo,
Y a pesar de que reflejo de esta sociedad no soy yo,
En este mundo gris no se representa la humanidad.

Esos seres que te alumbran tan solo levantan nubes,
Solo añaden gris al negro,
No les importa ni cuando bajas ni cuando subes.

Ellos no alumbraran la sociedad emérita,
La sociedad cínica que se levanta de dolor.
Ellos tan solo arrojan niebla para que creas ver todo blanco,
Tapándote el color.

Hoy despierta de nuevo.
Abre los ojos tal y como lo hiciste al nacer.
Vuelve a creer en la bondad,
Vuelve a sentir, a soñar, a ser.

By Jesús Arcenegui Méndez

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s