XXIII

Si todos los caminos llevan a Roma,

da la vuelta a su nombre

y

no

me

dejes

salir.

By María Hens

Advertisements

Ivresse-Inconscience

Je l’ai perdue

Persistante, elle domine ma conscience.

Le dernier timide rayon de soleil s’enfoui dans cette masse informe.

Lutte éphémère acharnée

Tentant de s’enfuir de cette réalité déteinte

Etreindre l’ombre infinie de ses mouvements

Hantant ma routine agonisante

Sa perte côtoyait la boisson qui soulait ma peine,

Grisait mon cœur et apaisait ma déveine.

Sur un rythme lyrique, il me semble que je te bois

« Et si j’ai l’âme grise, tu sècheras mes pleurs ».

Petite fée Verte, ton frais parfum m’envoute

Dessinant dans l’ombre les traits de son visage

L’éphémère devient éternité

« Et je t’aime et je t’aime, oh mon dieu que c’est beau.»

Prolongent l’infini tu te vends à mon esprit

Agrandissant ce qui n’a pas de bornes tu m’immerge dans l’indéfini

A la lumière obscure, je me perds enfin dans l’abîme de ton regard

Dans la somnolence, l’inconscience insouciante

Je vagabonde guidé par ta sérénade guérissante

« J’aime entendre encore et puis encore la chanson des amours »

Absinthe, ne te fais plus attendre

Prends ma main vers le gouffre sacré

Ronger par son absence, je chavire dans le ruisseau de mes larmes

« Voilà que je m’enivre, je suis ton bateau ivre ».

Absinthe tu t’empare enfin de mon être impersonnel

Les murs coulent tels des sanglots torrentiels

Voix féminines raisonnantes dans mon corp assoiffé

Esprit abhorrant à la quête enivrée

Tes doigts exaltant caressent mes paupières

Ensevelie dans un sommeil sans fin

Je retrouve ma muse

Loin de la réalité,

La notre est bien plus belle

Fredonnant cette mélodie que j’entend à peine

Qui se déforme puis se tait.

« Avec toi je dérive »

Ma matrone m’entraine dans l’abysse intime

Plus je m’y perds, plus il grandit

Dans la nuit sombre et éternelle

Mon corps est comme mort

Doucement je m’abandonne,

Dans ces rêves qui m’emprisonnes.

L’imaginaire tisse sa toile de soie,

La réalité se déchire

Le ciel sans teinte est étoilé,

Je me fais emporté par ton ombre

Ses cheveux d’ébène hors de son lit de bois

Dans un monde où seul les anges vagabondent

Toute cette ambiance me rend heureux.

By Camelia Ryane

Birds

Today, the birds aren’t singing,

They have no reason to rejoice,

Their lips are sealed,

Their heads are bowed,

Another one is laid to rest.

 

But for them, there is never rest,

Their beautiful souls weighed down by the world they trusted,

Their feet cemented by blood and sweat,

Their feathers matted by dirt and grime,

They live where no one sees them.

 

When one dies, never to be seen again,

They mourn for each other,

But no one else seems to see,

All are blind to the suffering, blind to their demise,

But the birds see it all.

 

They see us pass by,

Tossing a crumb or two,

Stepping over, walking around,

Only to be addressed by a few,

While we are blind, they see it all.

 

In the cold, they shiver,

In the summer, they burn,

In the rain, they dampen,

We are numb to their suffering,

But the birds, they feel it all.

 

If we were the birds,

Feet tied to the ground,

Would we see?

Would we feel?

Would we care?

 

By Joy Cierrea

Adjetivo número 2

No me hables de amores imposibles si no has dado todo en un instante, por alguien. Si

no has nadado a contracorriente en un mar repleto de dudas. Si no has cogido aviones

con más miedo por aterrizar que por no llegar nunca tierra.

No me hables de amores imposibles si nunca has querido tan fuerte que ha dolido, si

no has sentido la rabia por tus venas cuando no era correspondido, si tu corazón no se

te ha salido del pecho cada vez que escuchabas su nombre.

No me hables de amores imposibles, ni de historias con finales felices. Porque las

historias que empiezan siendo imposibles, acaban por no terminar nunca.

Y yo he dejado de creer en los imposibles, y he aterrizado en su cuerpo cuando

avisaban con antemano que el viaje estaba repleto de turbulencias, cuando todos los

caminos me llevaban hacia la puerta de escape, hacia tu puerta de emergencia.

Y subí al avión, como quien monta en una patera arriesgando todo, como miran los

suicidas por la ventana. Y subí a ti. Y te cambié el adjetivo por improbable, que nada

tiene que envidiar al imposible.

Porque lo improbable es, por naturaleza, probable.

By María Hens

Moldes de conducta

Ángeles sin alas,
Pies cansados,
Almas que se arrastran.

Pequeños faros,
Como luciérnagas en la penumbra,
Caminan al unísono.

Son ellos, los seres inmunes,
Los que falsean nuestra realidad,
Los que ya no alumbran nada.

Inmunes al amor y a la sonrisa.
Inmunes al odio y la frustración.
Inmunes a la pasión y eternas caricias.
Inmunes al mundo y su dolor.
Inmunes a sueños, a prisas, a flores,
A las mareas y a la brisa.
Inmunes a la esperanza, al baile, al beso,
a la adrenalina y al color.

¿Por qué esos seres “iluminan”?
¿Acaso son los que han de iluminar?
¿Aquellos que guían hacia la pasividad?
¿Aquellos que carecen de emoción?
El espejo no miente en su reflejo,
Y a pesar de que reflejo de esta sociedad no soy yo,
En este mundo gris no se representa la humanidad.

Esos seres que te alumbran tan solo levantan nubes,
Solo añaden gris al negro,
No les importa ni cuando bajas ni cuando subes.

Ellos no alumbraran la sociedad emérita,
La sociedad cínica que se levanta de dolor.
Ellos tan solo arrojan niebla para que creas ver todo blanco,
Tapándote el color.

Hoy despierta de nuevo.
Abre los ojos tal y como lo hiciste al nacer.
Vuelve a creer en la bondad,
Vuelve a sentir, a soñar, a ser.

By Jesús Arcenegui Méndez

666

Tres seises luce un vagón de la ciudad Sin Nombre,

Recordando que el mal habita en todo hombre.

 

Somos bastardos de ángeles y diablos,

Por eso ahora nos quedamos hablando de karma

Intentando compensar daños del pasado.

Somos carneros con sangre de lobo,

Jugando a ser bondadosos disfrazando lo malvado.

Queremos dar alas a los demás por una razón,

Algún día caerán en picado.

Por eso sentimos la necesidad de crecernos frente al resto,

Para sentirles dependientes,

Para sentirnos deseados.

 

Nos gusta sentirnos en control,

Hacer lo que nos plazca.

Y de eso va este juego de la vida,

De corazas.

Va de indirectas y amenazas.

Un tira y afloja de a ver quién sucumbe.

Un tira y afloja de a ver quién sobrepasa.

Siete billones de solicitantes,

Y una sola plaza.

Un rosario en cada cuello

Y lucifer en todas las casas.

 

Da igual tu color o sexo,

El mal está dentro de ti.

Da igual quien seas,

Simplemente haz que prevalezca el bien hasta el fin.

 

By Jesús Arcenegui Méndez

Fragmento de “Poesía Urbana”

WE ARE BACK

Triple como Curry y Klay

 

Tres veces tuve que nombrarme para aparecerme,

Tres vece tuve que mencionarme para aceptarme,

Tres veces tuve que llamarme para encontrarme.

 

Tres.

Así se llamó mi primer perro,

El primer ser que aun amándolo me abandonó.

 

Dices que me quieres,

Sé que quieres quererme,

Sé que no me querrás.

Pero mientras tu “te quiero” dure,

Hagamos de esta noche infinita

Y luego ya me abandonarás.

 

Corre, corre sin atrás mirar.

Si vives con la cabeza baja,

Las estrellas para ti nunca brillarán.

Si vives mirando solo al frente,

El paisaje jamás disfrutarás.

Si miras solo al cielo,

Te desnucarás, tropezarás y llorarás.

 

Así que cariño mío,

Antes de que mientas diciendo que no te vas,

Bésame, subamos al apartamento,

Y entre invocaciones a Dios y orgasmos

Suspira mi nombre tres veces más.

 

Poema de Jesús Arcenegui Méndez

Fragmento de “Poesía Urbana

Tu constante

De todas las variables en la vida quiero ser tu constante, lo inevitable, lo que no se puede concebir vivir sin. Quiero ser esa que te haga pensar que el sol no es lo suficientemente brillante, que el mundo se nos queda chico. Esa que te haga sentir miedo por el tiempo, porque no es eterno, porque se nos agota, porque una vida no nos alcanza y nunca habrá mucho tiempo contigo. Esa persona que te haga sentir que el fuego no quema. Que nada nunca será suficiente.

By Claudia Pitti

Crisis

Vuelo bien alto, me creo noble águila, mis versos fluyen con calma, la vida en sí ya es rápida.

El cantar de un piano sacude mi realidad, bañándome en las olas de una instrumental de rap, esta canción vital, no si ni si estoy despierto, me considero sonámbulo de este eterno momento.

Víctima del frenesí, realidad distorsionada, escribo igual que vivo, dibujando parrafadas.

No espero que nadie me lea, mi poesía es personal, si hay algo que me asquea es la lírica comercial.

Deseo cambiar al completo la percepción mundial, del verdadero significado de la palabra Felicidad. Falta de amistad, soy amigo de la adicción, de la vida y de su flujo, dejad de seguir el patrón.

La moda es subjetiva, al igual que la razón, esclaviza sin placer pero con discriminación.

El ser humano es destructivo, esto lleva siendo siglos, de mis brotes psicóticos podrían sacar un libro.

No sé bien que está pasando en este planeta de lunáticos. Despotrico, resultado: el mundo se vuelve pálido.

Mi diagnóstico, el pronóstico tiende a ser muy pesimista, hacer el mal es casi igual, que ignorar y apartar la vista –

GM·